Nos gusta España

Sí, nos gusta.

Pero de verdad.

Y no nos avergonzamos de ello, porque es la tierra en la que nacimos.

El país de la siesta y de la fiesta.

Sevillanas, jotas, muñeiras y sardanas.

San Fermines, fallas, romerías y procesiones.

Castañuelas, guitarras, panderetas, gaitas, txistus y dulzainas.

Cerveza, albariño, sidra, txacolí, mistela, cava, fino, manzanilla, Rioja y Ribera del Duero.

Iniesta (manchego), Nadal (mallorquín), Contador (madrileño), Alonso (asturiano) y los Gasol (catalanes).

La Sagrada Familia, el Museo del Prado y la Giralda.

La tortilla de patata, el jamón, la paella y el gazpacho.

Las paradisíacas playas canarias, la interminable tierra de campos castellana y las verdes tierras del norte.

 

Todo suma y nada resta.

Alegría a raudales y no rencor infinito.

 

Eso es España: la suma de los esfuerzos de generaciones de españoles que con sangre a veces, sudor siempre y demasiadas lágrimas, hemos construido esta gran nación.

 

Somos personas alegres, acogedoras, honradas y trabajadoras. Capaces de reírnos hasta de nuestra propia sombra en los momentos más difíciles y con coraje e ilusión para sacar el país adelante cada día, pero paralizados porque no sabemos cómo salir de esta pesadilla interminable en la que llevamos casi cuarenta años.

"España somos los españoles y las generaciones que nos precedieron: nuestros padres, abuelos, bisabuelos... que durante miles de años con su trabajo y esfuerzo nos dejaron como legado nuestra nación."

España no es Franco, no es la Guerra Civil, no es la República, no son los Reyes Católicos, no son los Austrias, no son los Borbones ni cualquier otra cosa que utilizan como excusa los mismos de siempre para dividirnos y enfrentarnos.

No es el PP, no es el PSOE, no es Podemos, no es Ciudadanos, no son los partidos nacionalistas ni todas las organizaciones, asociaciones, ONG´s y sindicatos que viven como marqueses gracias a nuestros impuestos.

No es Felipe González, no es Jose María Aznar, no es José Luís Rodríguez Zapatero, no es Mariano Rajoy ni todos los políticos incompetentes e inútiles que solo crean problemas y han arruinado nuestro país.

No es La Sexta, no es Antena 3, no es El País, no es el ABC, no es la COPE, no es la SER ni todos sus dirigentes multimillonarios gracias a la publicidad institucional que pagamos nosotros.

No es ACS, no es Ferrovial, no es OHL, no es Telefónica, no es Endesa, no es Repsol, no es Gas Natural ni todos los políticos millonarios que se sientan en sus consejos de administración.

No es Bankia, no es el BBVA, no es el Banco de Santander, no es La Caixa ni siquiera las cajas de ahorros que arruinaron los caciques regionales de toda España.

No es su producto interior bruto, no es su tasa de crecimiento medio interanual, no es una marca ni un negocio para los de siempre a costa de los de siempre también.

España somos los españoles y las generaciones que nos precedieron: nuestros padres, abuelos, bisabuelos... que durante miles de años con su trabajo, su esfuerzo y su sacrificio nos dejaron como legado nuestra nación.

 

Es la herencia más importante que podemos dejar a nuestros hijos y nietos. Es nuestra responsabilidad, es nuestra obligación, es nuestro deber y es nuestro derecho mejorar lo que nos dejaron e impedir que otros lo destruyan.

 

Por eso nos gusta España... y al que le moleste, que coja las maletas, se largue y nos deje vivir tranquilos sin amargarnos la existencia.

Quizá cuando esté fuera de España se dé cuenta de cómo funciona el mundo y cambie de opinión. Porque solo nos damos cuenta de lo que tenemos cuando lo perdemos.